Reencuentro con el ídolo

Primero que nada qusiera decir que no habia posteado desde algunos meses dado que no habia tenido el tiempo para hacerlo (algunos de ustedes saben que me encuentro entretenido con diversas actividades lúdicas) , pero retomaré poco a poco el ritmo y en febrero volvera a la normalidad este blog con un post por semana.

El motivo de este post no es comentar con ustedes algún hecho deportivo de carácter nacional o interncional de la manera más objetiva posible pero sin dejar de lado la opinión personal, sino para expresarles mi sentir, de la manera más subjetiva y menos periodística que hay (basado en opiniones viscerales), en vísperas de la clasificación del Cruz Azul a las semifinales de la Liguilla y del reencuentro con mi último ídolo celeste… Cesar Javier Delgado Godoy, mejor conocido por ustedes como el “Chelito”.

Si, ese último ídolo que tuvo la afición cementera (y que no dudo que el “Tito” Villa  se consolide como el próximo gran referente de la tribuna del Cesar Delgado festejado un golAzul), aquel que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, con el conjunto albiceleste; además del subcampeonato de la Copa América en 2004 donde anotò uno de los goles en la final contra Brasil, también supcampeón de la Copa Confederaciones en 2005; años en los que defendió la casaca cementera, el apogeo de su carrera.

Ese jugador que llego a la liga mexicana de fútbol con apenas 22 años pero que su aspecto físico aparentaba mínimo 28 (los que actualmente posee) por su abundante y desarreglado vello facial. Aquel Chelito que enamoraba a propios y extraños con sus regates y que hizo soñar a la maquina con el deseado título, pero no lo pudo conseguir, lamentablamente (para los celestes) el Chelito desaparecia en la fiesta grande del fútbol mexicano. Cesar Delgado dejó el Cruz Azul para incorporarse al Olympique de Lyon en el 2008.

Así es que el pasado 29 de diciembre tuve el reencuentro, al verlo en vivo, con mi último gran ídolo. Ahí estaba yo, a las 21 horas en la cabecera sur del Stade de Gerland en Lyon, Francia. El  sonido local anunciaba uno por uno los titulares del Lyon, cuando con la emblemática casaca 19 se anunciaba a Cesar “Chelito” Delgado. Fue un partido discreto tanto para el Lyon como para el Rennais y el  encuentro finalizó 1-1 con un gran gol de tiro libre, de otro latino, Lisando López.

El Chelito fue sustituido al 73´y aunque no fue su mejor partido me consoló el hecho de que un francés me dijera que ese partido no había sido bueno para él pero que últimamente ha tenido buenas actuaciones. Me limito a decir esto sin tratar de hacer ningún tipo de análisis de su juego y sin motivo periodistico, por lo que antes he dicho este post es demasiado visceral .

Ese partido fue para mi muy a la “europea”, con lluvia fina pero constante durante todo el partido; con pantalones térmicos, bufanda, sueter y chamarra; y soportando unos 5 grados centigrados, todo para ver a mi ídolo.

Omar L.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: